El papel moneda: un invento chino

 

 

 

 

Marco Polo fue uno de los primeros europeos en dar noticia de un invento que sería fundamental en la economía,  el papel moneda. Dedicó un capítulo completo en su Libro de las Maravillas a describir este ingenioso invento que hacía que todos los señores de la tierra juntos no tuvieran tantas riquezas como el Gran Señor solo.

En efecto, el papel moneda es originario de China y no hubiera sido posible sin una serie de inventos previos (el papel, la tinta y la impresión en grabado) y una intensa actividad comercial. Entre el 618 y el 907 d.C, bajo la dinastía Tang, el comercio con occidente a través de la ruta de la seda se infentisificó gracias a la mejora de la seguridad de los caminos y a la reforma financiera que incluiría un instrumento de intercambio realmente eficaz que permitiera moverse con grandes cantidades de dinero sin tener que transportar grandes cargas de metal. El uso del papel moneda se extendió a todo el país durante el año de 812 d.C provocado por la escasez de cobre, metal en el que se acuñaban las monedas. Los particulares emitían una especie de pagarés entendidos como depósitos de monedas.

 

Supongamos que le vendo ciertos productos al respetable señor Zhang y él, a cambio, me da un pagaré. Cuando luego voy de compras a tu negocio, en vez de pagar con las monedas de hierro, podía firmarte un pagaré. Pero quizás es más simple -y tú podrías incluso preferirlo- si te doy el pagaré del señor Zhang. Después de todo, ambos sabemos que el señor Zhang es de confianza. Así tú, el señor Zhang y yo hemos creado juntos una especie de versión primitiva del papel dinero. Es una promesa de reembolso que tiene un valor de mercado en sí mismo y que puede ser transferido de persona en persona sin ser cobrado. El señor Zhang, por su parte, queda contento pues, en términos prácticos es como si disfrutara de un préstamo sin intereses durante todo el tiempo que su pagaré siga circulando. Mejor aún, es un préstamo que quizás nunca tenga que pagar.

Sin embargo, habrá que esperal al siglo X, durante la dinastía Song, para poder ver la primera reglamentación estatal del uso del papel moneda.

Estos primeros billetes no eran de papel sino que estaban hechos de una lámina negra derivada de la corteza del moral y llevaba la firma de varios funcionarios. En poco tiempo se prohibieron los jiaozi privados siendo solo válidos los emitidos por el Gobierno. Al principio, podían ser canjeados por metal ante los funcionarios del Tesoro Imperial, pero a partir de cierto momento, si se llevaba un jiaozi viejo ante el Tesoro, éste le daba uno nuevo, en vez de su valor en monedas. El objetivo era el control de los metales preciados por parte del Gobierno. De esa manera, con ese dinero sin respaldo en oro u otros metales preciosos (dinero fiat[1]), el Gobierno tenía la posibilidad de imprimir más dinero para hacer frente a pagos, inversiones, etc. Este es otro de los puntos clave en su generalización.

“Hace fabricar tal número de ellos, que puede comprar fácilmente todos los tesoros de la tierra. Y una vez estampillados, los hace repartir por todas las provincias, reinos y señoríos y paga con ellos todas sus cuentas. Nadie puede desechar esta moneda, so pena de muerte. Y todos los mercaderes toman esos papeles en pago de sus mercancías y con ellos se pagan las perlas, las joyas, el oro y la plata. (…) Los comerciantes lo aceptan con gran placer, porque con ellas pueden a su vez comprar cuando quieran.”

En China, la tentación de falsificar este papel moneda rápidamente se hizo irresistible a pesar de que esta acción estaba considerada como un delito grave penado con la muerte. Por su parte, el Gobierno tampoco controló la cantidad de billetes emitidos por lo que, décadas después de su invención, a comienzos del siglo XI, el jiaozi estaba devaluado y apenas valía el 10% de su valor nominal.

 

 

 

Salto a Europa

A pesar de que Marco Polo describió este sistema en el siglo XIII y lo relacionó con la prosperidasd comercial, tuvieron que pasar más o menos 300 años hasta que se pudiera encontrar algo parecido en el Viejo Continente.

Así, se considera que el primer billete europeo se emitió  en Suecia en 1661 por el Banco de Estocolmo cuyo gerente fue Johan Palmstruch. El banco era una imitación de los bancos de depósito de Hamburgo o Amsterdam aunque Palmstruch añadió dos importantes modificaciones. La primera consistió en utilizar el dinero depositado en el banco para financiar préstamos aunque esto se convirtiuó pronto en un problema porque los preéstamnos tenían mayor duración que los depósitos, lo que implicaba que no siempre tenían dinero disponible para ser retirado por los depositantes cuando lo necesitaran. Para solucionar este problema Palmstruch introdujo en 1661 el Kreditivsedlar (Papel de crédito), billetes emitidos por el banco y que eran intercambiables en cualquier momento por monedas de oro y plata a las que estaban reemplazando.

Estos billetes tuvieron mucho éxito, pero el banco comenzó a prestar sin la garantía necesaria, lo que llevó al banco a la quiebra en 1668.

Durante el siglo XVIII, la emisión de billetes con respaldo metálico se fue generalizado por todos los países europeos: en Francia, John Law introducía el billete respaldado por el oro del Estado; en Italia fue  la Hacienda Real de Turín  la primera en emitir billetes  en 1746, con el objetivo de facilitar el beneficio del comercio público; en España hay que esperar hasta el reinado de Carlos III, apareciendo los primeros billetes en 1780. Con el tiempo, el uso del papel moneda se generalizó por todo el mundo: la expansión de los imperios y el capitalismo fueron elementos clave; las globalizaciones lo aceleraron.

Sin embargo, entre el modelo original chino y el que a partir del siglo XVIII se da en el viejo continente hay diferencias. Si el papel moneda en China era fiduciario, esto es, no se basaba en el valor de metales preciosos sino en la creencia general de que ese dinero tenía valor, en Europa no fue así. La expansión del papel moneda coincidió con el nacimiento de los patrones monetarios en su faceta moderna (David Hume modelizó por primera vez el patrón oro en 1752); estando las monedas (y los billetes por extensión) respaldadas en algún metal precioso: oro, plata o patrones bimetálicos). Esta es una de las grandes diferencias entre el respaldo original de los billetes en China y en Europa.

Para saber más:

Sugerencias temáticas:

  • Comercio
  • Instrumentos de pago
  • Inflación

Imágenes:

Antiguos billetes chinos: en la parte superior un “kuan”, dinastía Ming, s. XIV
Sverige, Palmstruchska banken, Kreditsedel 10 daler silvermynt, 17 april 1666

Autor:

  • Endika Alabort Amundarain

[1] http://www.finanzasparamortales.es/que-es-el-dinero-fiat/

Recomendados

Universidad de Extremadura (UEX)

ASIGNATURA GRADO IDIOMA TIPO CURSO Historia Económica ADE Economía Ciencias del Trabajo Doble ADE y Economía Doble ADE y Ciencias del Trabajo Español Básica 1º Historia del Pensamiento económico Economía/Doble

La gran estafa del calentamiento global

Documental: La gran estafa del calentamiento global Productora: Channel Four Director: M. Durkin Año: 2007 Duración: 75 minutos Sinopsis: Este documental examina el problema del cambio climático desde una perspectiva

España después de la guerra: El franquismo en color

Productor: Minoría Absoluta Año: 2019 Emitida: DMAX      

En tierra de hombres

Título: North country Productora: Warner Bros. Pictures/Participant Productions Director: N. Caro Año: 2005 Duración: 126 minutos Sinopsis: Cuando fracasa su matrimonio, Josey Aimes vuelve a su pueblo natal en el norte

Hans Rosling revela nuevas ideas acerca de la pobreza

Hans Rosling revela nuevas ideas acerca de la pobreza. El investigador Hans Rosling usa sus herramientas de datos para mostrar cómo los países salen de la pobreza. Institución: TED Global

Universidad de Barcelona (UB)

ASIGNATURA GRADO IDIOMA TIPO CURSO Història Econòmica ADE Catalán Básica 1º Història Econòmica Mundial Economía Catalán Básica 1º Història Econòmica d’Espanya Economía Catalán Obligatoria 1º Història del Pensament Econòmic Economía